Educación en otros idiomas

Educación en otros idiomas

Os presentamos a Silvia, una madre expatriada con dilatada experiencia en esto de la movilidad de familias. Ha estado viviendo en Francia y Dinamarca y ahora está preparándose para su nuevo destino, Escocia. La he pedido que nos cuente su experiencia con la educación de sus hijos en otros países y hoy nos plantea varias preguntas bien interesantes.

Elegir cómo educar a nuestros hijos en otros idiomas es un tema muy interesante que debemos considerar a la hora de buscar un colegio o guardería para nuestros hijos cuando nos desplazamos a un nuevo país.

 

¿Nos interesa un colegio exclusivamente en la lengua autóctona, un colegio de habla inglesa o un colegio bilingüe?

 

En mi opinión la decisión a tomar dependerá de varios factores, como la dificultad/ utilidad de la lengua del país, la edad de los hijos y el tiempo que vayamos a residir allí.

En cuanto a lo primero, nunca debemos subestimar la capacidad de nuestros hijos para aprender una nueva lengua (yo siempre me asombro), ni lo útil que ésta vaya a poder ser en un futuro, aunque no nos lo parezca a priori. Y no sólo en un futuro, en ese mismo presente, nuestros hijos, igual que nosotras, van a vivir en ese país, rodeados de gentes que, aunque puedan entendernos en inglés, tienen una lengua propia en la que se desenvuelven más cómodos y considero, que para una verdadera integración y felicidad para todos, conseguir expresarnos en ese idioma es fundamental.

En cuanto a la edad o momento en que se encuentren nuestros hijos, no va a interferir igual en sus estudios asistir a una escuela sin entender “nada” cursando primaria que en otros cursos superiores.

En lo que se refiere al tiempo de estancia, creo que es algo siempre complicado, en nuestro caso, destinos que iban a serlo por 15 meses acabaron siendo de más de tres años.

Ahora bien, una vez que hayamos decidido qué queremos hacer, la dificultad surge en poder encontrar lo que queremos. Obviamente no es lo mismo instalarse en una capital que en una ciudad de tamaño medio/pequeño, aun así, reconozco que en países como Francia o Dinamarca, me ha asombrado mucho no encontrar centros con una educación en inglés o bilingües, sobre todo viniendo de ciudades del mismo tamaño en España donde existen numerosas guarderías y colegios de este tipo.

Por otro lado, pienso, si mis hijos hablan español (o español y francés como es su caso):

¿les conviene asistir a un colegio donde las clases se impartan en otros dos idiomas (un bilingüe danés/inglés), o con una nueva lengua ya es bastante?.

El tema de la educación en otros idiomas es sin duda apasionante, y algo que nos preocupa mucho a las madres expatriadas, al igual que la elección de colegios. 

¿Qué pensais vosotras? 

Yo he tenido suerte en la vuelta al cole de Pablo, pero soy consciente de que los temas relacionados con la educación nos traen de cabeza cuando nos enfrentamos a una expatriación, si es tu caso, ya sabes que podemos ayudarte.

Etiqueta suscripción

compartir en:

Artículos Relacionados:

Comments

  1. Mari Carmen

    Hola aquí otra mamá más expatriada en Alemania!! Os cuento un poquito mi caso.. Nosotros llegamos a Alemania concretamente hace un año, tenemos un niño de 9 ahora, que no sabía ni papa de alemán cuando llegamos. En nuestro no fue fácil, el primer curso estuvo plagado de malos comportamientos,de no por que no me da la Real gana y de yo me quiero volver!! Cuando no había dado “Guerra” nunca. Por más que le intentábamos mostrar el lado bueno: la nieve k en Alicante se ve poco, el poder ir al cole en bicicleta… nada de nada, totalmente normal por otro lado. Con esta parrafada que está toda en tiempo pasado quiero decir que de todo se sale, que duele y mucho, verlos sufrir pero que el cambio ahora después de un año es espectacular. Respecto a la decisión del cole aquí contamos con coles con aulas para inmigrantes en las que hacen más hincapié en el idioma pero nosotros preferimos que fuera al cole “normal” y no nos arrepentimos ha salido genial con nuestros baches pero genial!!!

    • Hola Mari Carmen! Muchas gracias por leernos y contarnos tu experiencia. Imagino que ese primer año tuvo que ser muy duro pero como tu dices todo ha salido genial! Nos encanta saber que el balance de vuestras experiencias siempre es positivo para toda la familia! Un beso! Laura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *