Una vez la decisión tomada sobre la mudanza internacional, vienen varias decisiones importantes que aún quedan por tomar. Los pasos para la mudanza van siendo claves a la hora de partir.

Si creías que todo acababa en definir «nos vamos, ¿sí o no?» pues lamento decirte que eso te ha abierto a un universo de nuevas decisiones a tomar. No te asustes, los pasos para la mudanza suelen traer ansiedad pero también nos alientan a empezar a palpar la decisión tomada.


1-  Comienzas por el entusiasmo con la idea, idealizada o no, de un nuevo comienzo que trae mucha nueva energía. Sueñas con el momento de grandes cambios y hasta de proyectos y metas que no creías tener.

2- La organización y la búsqueda de información son fundamentales. Ya sea que te apoyes en gente para lograrlo o lo hagas por tu cuenta por completo, es importante empezar a organizar la cantidad de información que tienes, mucha de la cual llega a tí sin que la busques. Lugares para vivir, condiciones de la mudanza, qué llevar, qué conviene comprar… Es mucho y hay que ir ordenando, descartando y priorizando.

3- Cuando estamos metidos en los pasos para la mudanza ya es como que no hay marcha atrás. Podemos tomar una decisión diferente, si no nos está resultando la comunicación con alguna empresa que nos esté ayudando, o si crees que es mejor cambiar el rumbo en la búsqueda de casa y escuela. Pero comienza una etapa de mayores dudas cuando debemos definir. Nos preguntamos  «¿y si no puedo?» y a partir de allí surgen miedos y dudas de todo tipo: los niños, la pareja, el trabajo, el idioma, la familia lejos…

4- La etapa anterior se supera con apoyo y determinación, ya sea personal, como de la pareja y de tu entorno próximo. Sabemos que no siempre toda la familia y los amigos nos apoyan, a veces surgen situaciones algo conflictivas, pero lo importante es que han decidido mudarse y están transitando los pasos para hacerlo, aunque sea con altos y bajos.

5- Llega la hora de partir y los sentimientos frente a la despedida son contradictorios. Estamos seguros de la decisión pero no es fácil pasar a la acción. Surgen miedos y nos preguntamos «¿estoy lista?» o «¿es normal tanto miedo antes de dar el paso?»

Nunca estás completamente seguro de cómo te va a ir. Nos asesoramos y buscamos información para poder tomar decisiones con el corazón y también con la lógica. Prepararse y anticipar lo posible es la clave.

Ser realistas y soñadores es la combinación que te va a ayudar a cumplir tus objetivos. Sabes que puedes contar conmigo para acompañarte en este proceso, no dudes en contactarme.


Saludos,

Erica