Vivir en Dinamarca

vivir en dinamarca

Leemos mucha información acerca de lo maravillosa que es la vida en tierras nórdicas y para descubrirlo nos tomamos un café virtual con una mamá expatriada para que nos cuente un poco su experiencia de vivir en Dinamarca.

Hace tiempo que no presentaba a otra mamá expatriada en el blog, pero la gran curiosidad que despiertan en muchas de nosotras la vida en determinados países merecía volver a hablar con alguien que lo vive en el día a día.

Cuando te planteas irte a vivir fuera de tu país, ya sea por una oferta de trabajo  o porque lo has decidido por razones personales, la elección no es sencilla.

Una de las primeras cosas en las que pensamos es que sea un buen país, que nos brinde una buena calidad de vida y si es en español aún mejor. 

En lo personal, y luego de haber leído mucho y viajado lo suficiente tengo la impresión que a pesar de no haberlo experimentado, los países nórdicos son una de las primeras respuestas a la pregunta ¿existe un lugar ideal?

Nos hablan mucho de su estilo de vida, la calidad de los servicios públicos y la estabilidad que tanto buscamos cuando queremos echar raíces y formar una familia.

Uno de los lugares que no he visto con mis propios ojos es Dinamarca, no he estado más que conectando aviones en Copenhague o admirándola desde el aire, en algún vuelo con buen clima.

Mi trabajo en Mamás por el Mundo me ha dado un sinfín de satisfacciones y una de ellas es conectar con gente en diferentes latitudes con quien compartir valores y vivencias a pesar de la distancia.

He conocido a Teresa gracias a esta conexión y nos hemos propuesto gracias a su colaboración descubrir el mito de la vida ideal en uno de esos países nórdicos. Te invito a leer nuestra charla virtual: 

  1. ¿Cuánto tiempo llevas siendo mamá expatriada en Dinamarca?

Como expatriada llevo viviendo en Dinamarca desde el 2009 pero como mamá expatriada desde el 2014.

 

  1. ¿Qué ha sido a lo que más te ha costado adaptarte?

El clima es lo que más nos cuesta para los que venimos de países cálidos. Pocas horas de luz y mucho frío en general hace que todo se vea diferente.

La forma de pensar y la cultura danesa es otro punto que nos choca a los recién llegados y que lleva tiempo adaptarse. En este aspecto creo que depende mucho la predisposición que uno tenga. Me refiero a que si lo quieres enfocar como una crítica a cómo hacen las cosas aquí, obviamente te costará adaptarte. Y lo digo porque conozco a otros expats que hablan sobre ello con sorpresa y crítica en el sentido “cómo pueden hacer las cosas así”. Creo que las comparaciones son odiosas (como se suele decir). Si se hace una comparación creo que debe ser desde la perspectiva de aprender y abrir la mente a otras posibilidades. Hacerlo con una intención negativa no suele dar muy buenos frutos.

El idioma es otro aspecto que nos cuesta mucho, por la cantidad de vocales que tienen (17 ni más ni menos) y la entonación. Se escribe de una forma y se dice de otra… Pero no hay nada que el tiempo y la práctica no hagan que lo domines y aprendas.

 

  1. Cuéntanos un poco sobre el sistema de educación y salud, dos de las grandes preocupaciones al mudarnos a un nuevo lugar

El sistema sanitario danés es 100% público. Puedes tener un seguro privado pero apenas conozco a daneses que lo tengan porque en general todo funciona bastante bien. Ahora bien, reconozco que la medicina aquí no es preventiva como en España. Me explico. Por lo general, en España solemos ir al médico para casi todo aunque no se trate de algo grave. En Dinamarca, son más de solo si uno se encuentra muy muy enfermo, acude al médico. Las consultas se pueden hacer por teléfono o email y si el médico considera que necesitas ir a la clínica, te dará hora. Eso es algo que a más de uno le llamará la atención.

El sistema educativo es parecido. La educación pública tiene un nivel alto, pero existen colegios privados e internacionales. Las guarderías son subvencionadas casi al 100% por la municipalidad, los colegios y la universidad son gratuitos. Lo que pagamos los padres es el material escolar. La alternativa a la educación universitaria es la formación profesional que también es gratuita.

Pero no nos engañemos y esto es algo que siempre explico a la gente que me pregunta. Todo esto es posible porque pagamos altos impuestos para poder disfrutar de estos beneficios. Para que te hagas una idea, la media que pagamos en impuestos de nuestro salario es el 42%. De no ser así, estos beneficios serían imposibles.

 

  1. ¿Cuáles dirías que son las ventajas y las desventajas de criar a un hijo allí?

Las ventajas de criar a un hijo en Dinamarca son los beneficios sociales y el apoyo de la sociedad con los que uno cuenta. Cheque bebé por cada hijo hasta los 18 años, bajas de maternidad de un año, un buen sistema de guarderías o la posibilidad de trabajar desde casa si tu hijo está enfermo, etc. Los daneses tienen un concepto claro y es que las familias son importantes en la sociedad, que el trabajo y criar hijos son compatibles. Y lo más sorprendente es que toda la sociedad contribuye a ello. La pena es que no en todos los países es igual. Por lo que conozco de amigos y familiares, en España por ejemplo es totalmente diferente.

En cuanto a las desventajas, es obvio que tus hijos no pueden tener una relación con los familiares del país del padre o madre expatriado tan cercanas como quisieras. A pesar de que las nuevas tecnologías acortan las distancias, o las múltiples visitas que uno haga para que aprendan y conozcan sus orígenes, las relaciones personales y su apego a esa cultura nunca serán como las que pudieran tener si vivieran allí.   

 

  1. ¿Cómo es un día cualquiera en tu familia?

Nos levantamos por la mañana y nos preparamos para ir al trabajo y la guardería. Uno dejará la peque en la guarde y el otro la irá a recoger a las 4 de la tarde. Generalmente vamos en bicicleta si el tiempo lo permite. Es una manera más rápida y fácil de transporte con el aliciente de beneficio físico que aporta.

Suelo entrar a trabajar a las 8 y salir a las 15:30-16:30. De nuevo, si el tiempo lo permite, nos vamos al parque a jugar un rato después de la guardería. Si no, regresamos a casa y jugamos allí hasta la hora del baño. Sobre las 7 de la tarde cenamos juntos y a las 8 cuando todo está recogido y la peque acostada, es cuando aprovechamos a descansar viendo la tele o leyendo un libro. Ese es el mejor momento del día y es lo que aprecio desde que vivo aquí, porque desde que salimos del trabajo, no tenemos que estar pensando en lo que pensará la gente por salir a recoger a nuestra hija, ni tampoco la presión de tener que trabajar desde casa si ya lo terminé todo en menor tiempo.

 

  1. ¿Cuál es el mejor consejo que podrías dar a otra mamá que piensa en irse a vivir a allí?

Si lo que busca es una mejor oportunidad para sus hijos y sobre todo el poder disfrutar de trabajar y tener familia, definitivamente los países escandinavos están a la vanguardia y son los países que te permiten compaginarlo.

Ahora, el adaptarse siempre lleva un tiempo y tendrá que tener en mente que habrá que sacrificar cosas como el no estar cerca de la familia (si eres de los que está muy apegada a ella), aprender el idioma y la mentalidad. En más de una ocasión chocará con la forma de pensar de los daneses.

Le agradezco a Teresa por su tiempo y las ganas de compartir toda esta información. Su blog Mami en Dinamarca cuenta con muchos más detalles acerca de sus aventuras y comparte información de gran utilidad.

Más historias de expatriadas por aquí

 

Saludos

Erica

 

FOOTEREBOOK

compartir en:

Artículos Relacionados:

Comments

  1. HAYDEE

    Gracias por compartir tu experiencia en este blog Erica.
    Estoy haciendo un cuestionario de satisfacción de las familias danesas con la educación infantil para mi trabajo de fin de máster y me gustaría pasártelo por correo si es posible y así conocer tu opinión.
    Un saludo

  2. Yesenia Aguirre

    Hola… me encanto leer tal experiencia, por curiosidad entre a buscar imágenes por que una amiga me dijo que le gustaría vivir en Dinamarca y yo entre a conocer por medio de imágenes y me halle tan grandiosa experiencia. tanto que se antoja… siempre he querido vivir en otro País y al nacer mi hija (hace 6 años) la inquietud es mayor, ya que pienso que ella merece otro nivel de educación y estilo de vida mucho mejor al que se le ofrece en el País donde nació. Pero Dinamarca no había pasado por mi mente hasta hoy después de leerlas.
    Gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.