Una mamá expatriada en Suecia

una mamá expatriada en Suecia

Hoy te presento a Eva, una mamá expatriada en Suecia. Ella comparte con nosotras su día a día en Estocolomo, una ciudad con sus particularidades y el ritmo de la Diabetes tipo 1 que padece su hija. Su relato es muy esclarecedor cuando debemos tener en cuenta temas de salud y coberturas médicas para tomar la decisión de dónde vivir.

1.¿Cuánto tiempo llevas siendo mamá expatriada?

Pues en Junio hará cinco años, a veces me parece que no ha pasado tanto tiempo pero si, cinco años

2. ¿Qué ha sido a lo que más te ha costado adaptarte?

Sin duda el frío y la oscuridad de Suecia en invierno, además el tema del idioma me atormentaba, no poder comunicarte en tu lengua materna, sentirte torpe hablando y expresándote, me he sentido sola muchas veces por esta razón, porque habían veces que estando rodeada de gente pero no podía seguir la conversación.

Los cambios de casa han sido otra las razones que me han creado mucha ansiedad, Estocolmo es una ciudad con unos problemas para encontrar vivienda terribles, hemos tenido que cambiar tres veces en cinco años y las mudanzas y la sensación de que estas como de paso me ha hecho sentir algunas veces que no tenía un hogar.

3. ¿Cómo es un día cualquiera en tu familia?

Pues por la mañana mi hija al colegio y mi marido al trabajo, yo he estado trabajando hasta hace poco pero lo tuve que dejar porque mi hija termina muy pronto el colegio y yo no podía dejarla sola en casa, ella tiene diabetes tipo 1 y esto nos complica un poco más la vida, es muy pequeña para dejarla sola, ahora estoy buscando un trabajo a tiempo parcial en el que pudiera compaginar su horario escolar con mi horario laboral, pero para acceder a un trabajo en una empresa Sueca que es donde más flexibilidad laboral encontraría debes tener un nivel de Sueco muy alto.

4. ¿Qué importancia le otorgas a la adaptación a la nueva cultura y sociedad? ¿Cómo crees que repercute en el crecimiento de tu hija y su desarrollo?

Considero que es una gran suerte poder conocer culturas diferentes donde aprender diversidad, tolerancia, diferentes puntos de vista. Creo que es un punto positivo conocer otras culturas y formas de vivir, en mi opinión es una gran aportación a la educación y desarrollo de un niño siempre que no pierda sus raíces.

5. ¿Cuáles dirías que son las ventajas y las desventajas de criar a un hijo en un lugar como el que vives?

Una de las ventajas de vivir en Suecia es que un país seguro para los niños, donde en el caso particular de mi hija, tienes acceso a toda la última tecnología en diabetes tipo 1, sin representar un coste económico adicional para la familia que la sufre, la sanidad para los niños es muy buena, por ejemplo los niños tienen los dentistas gratuitos hasta los 18 años.

En tema de educación considero una ventaja la formación en idiomas, pero sin embargo no creo que la educación respecto al resto sea tan buena.

En cuanto a desventajas el clima es la principal, es un país donde hace mucho frío y hay mucha oscuridad durante muchos meses, por lo que se pasan muchas horas en casa sin poder disfrutar del aire libre.

6. ¿Qué lugar otorgas a la herencia cultural en la educación de tu hija? Hablan español en casa, comen comidas de tu país, escuchan música de tu niñez…

Para nosotros es muy importante que nuestra hija siga manteniendo sus raíces españolas, mi marido y yo, somos españoles y hablamos en español en casa. Con ella siempre hablamos en español, no tenemos problema de comer y conocer la gastronomía Sueca, en este aspecto nos encanta conocer lo típico y adaptarnos, pero también hemos aprendido a cocinar Paella y tortilla de patata porque hay días que tenemos la necesidad de saborear comida típica española y aquí en Suecia o la cocinas o no la pruebas, jajaja…

También intento transmitirle a mi hija las celebraciones y costumbres típicas de mi país, como las fallas, típicas de Valencia de donde somos nosotros.

7. ¿Te ha sido fácil encontrar un espacio y proyecto personal y profesional en otro país?

No, no me ha sido nada fácil, vine arrastrada por el trabajo de mi marido, nosotros en el año 2012 nos quedamos los dos sin trabajo en España en el mismo mes y al año siguiente fue cuando él encontró trabajo aquí y yo vine porque la familia siguiera unida pero sin trabajo.

Estuve año y medio estudiando Sueco porque no es fácil encontrar trabajo aquí si no sabes sueco, y al año siguiente encontré trabajo en la Embajada Argentina en Suecia en el departamento comercial, estuve trabajando un año y medio pero no me era posible conciliar el trabajo con el horario escolar y la diabetes tipo 1 de mi hija y tuve que renunciar al trabajo, actualmente me encuentro en búsqueda de empleo a tiempo parcial, que me permita conciliarlo con el cuidado de mi hija.

8. ¿Crees que diferentes países de expatriación requieren de una actitud distinta? ¿Cuál es el mejor consejo que podrías dar a otra mamá que piensa en irse a vivir a otro país?

Solo tengo la experiencia de haber vivido en un país diferente al mío pero creo que siempre que vives una expatriación tienes que tener una actitud abierta a conocer el nuevo país y a respetarlo para poder adaptarte a él lo mejor posible, creo que de esta forma vayas donde vayas sufrirás menos que si quieres imponer tus costumbres. Además de que conocer un país desde dentro es una experiencia que sólo podemos conocer los expatriados, no tiene nada que ver con conocer un país como turista, así que es una oportunidad que no se puede perder.

Gracias Eva por compartir tu experiencia que sirve tanto a otras Mamás por el Mundo.

Pueden encontrar a Eva en Instagram: @unamadrenoserinde

Saludos,

Erica

compartir en:

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.