Elegir niñera en el extranjero

elegir niñera en el extranjero

Una de las cosas más dificiles de resolver cuando vas a vivir a otro país es elegir a alguien de confianza que cuide a tus hijos. Empresas, comunidades, centros culturales y vecinos son tu fuente de información y referencia. Pero ¿quién es más confinable y cuáles son los criterios a priorizar ?

Elegir niñera en el extranjero, al igual que te sucede en tu propio país, puede llegar a ser motivo de desvelos, angustias, estrés y hasta peleas de pareja. Entonces, ¿dónde y cómo buscar?

 

A menos que ambos padres tengan un trabajo al llegar a destino, te recomiendo que no salgas corriendo a buscar niñera el primer día, ni tampoco la primer semana. Si tienes un poco de paciencia y pocos compromisos sin hijos, te sugiero que esperes al menos un mes.

Lo ideal sería llegar y tener todo organizadísimo: casa, coche, escuela, camisas planchadas, estantes ordenados… eso solo sucede en las películas y por otra parte si bien es muy bueno contar con algo de ayuda extra para desempacar y ordenar, tampoco lo vas a dejar en manos de un perfecto desconocido. Es con ese mismo criterio con el que no vas a dejar un día a tus hijos con la primer persona que se te presente en casa aunque venga muy bien recomendada.

Consejos prácticos:

– quien mucho abarca poco aprieta: cada cosa a su debido tiempo, lo mismo que le explicamos a nuestros hijos sobre no poder hacer todo al mismo tiempo, aplícatelo a  tí misma. Llegar, ubicarse, empezar una rutina que organice y de a poco darle tiempo a los integrantes de la familia a acomodarse.

– idiomas: que hable español, ¿si o no? esa es una de las preguntas más frecuentes que recibimos en nuestras sesiones de coaching. Es muy probable que encuentres gente que quiera trabajar y que no solo no hable español sino que además sea una extranjera como tú, no una persona local. Cada familia tiene diferentes necesidades, si tienes bebes o hijos grandes, los criterios cambian. Si has decidido que en tu casa el idioma preponderante será el español, pues ahí tienes parte de la respuesta. Si quieres aprovechar para estimular a tu bebé en el idioma local sin tener que llevarlo a una guardería, allí tienes la solución que buscas. Ante todo saber qué priorizamos para tener criterios claros a la hora de decidir.

– si es alguien extranjro considera su situación legal. Con esto no quiero decir que no puedes ayudar a alguien a legalizar su situación en tu nuevo país. El trabajo que le ofrezcas puede ser la solución a este tema y otros, como su cobertura de salud. Asesórate respecto de tu propia situación y las condiciones que eventualmente puedes ofrecer.

– au pair: el mundo de las ‘au pair’ tiene sus pro y sus contra. Si tu casa es lo suficientemente grande y disfrutas de la compañía de otras personas ajenas a la familia, no lo dudes, puede solucionarte la vida. Toma los recaudos necesarios para hacerlo con una empresa que respalde el proyecto, que te asegure que la persona que vivirá en tu casa y cuidará de tus hijos es de confianza y tiene los mismos deseos que tú de hacer la experiencia.

Es importante encontrar tiempo para hacer tus cosas y salir con tu pareja. Lo disfrutas más aún cuando sabes que tus hijos están en buenas manos y has delegado responsabilidades en gente competente.

No dudes en buscar ayuda para organizarte en tu nueva ciudad, contáctanos para más información sobre nuestros servicios personalizados .

Saludos

Erica

FOOTEREBOOK

 

 

compartir en:

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *