Cómo evitar el fracaso de una expatriación II

como evitar el fracaso de una expatriación

Después de cómo evitar el fracaso de una expatriación I, llegan otros dos consejos para evitar el fracaso en una expatriación.

Parecen cosas obvias pero hay veces que cómo son tan evidentes nos olvidamos de dedicarlas el tiempo que se merecen y ya sabéis que son estas pequeñas cosas sencillas las que marcan las diferencias.

Tercer consejo:

Habla mucho con tu pareja de todo y de todos. Son las pequeñas cosas las que marcan la diferencia en la vida y en la expatriación, también. 

No es lo mismo, tener un servicio de recolocación que no tenerlo, no es lo mismo un seguro médico que otro, no es lo mismo un barrio cerca del trabajo de tu pareja que lejos, no es lo mismo que tu pareja salga a las 5:30 que a las 8:00 del trabajo, ni una casa de dos habitaciones que una casa con jardín. Visualizarse viviendo allí y analizar como sería un día cualquiera en vuestra nueva vida e intentar resolver todos los flecos pendientes antes de iniciar la expatriación. Si es posible, pedir a la empresa un viaje de prospección para que los dos analizacen vuestras necesidades. Las tuyas, como madre y mujer también son muy importantes. 

Y sobre todo, conversar de forma constructiva y valorar el papel de cada uno en esta nueva etapa. Tu pareja seguro que va a crecer profesionalmente  pero tu también tienes que encontrar ventajas en el cambio de vida que vas a realizar. Búscalas, ponlas encima de la mesa y dales la importancia que se merecen.

Cuarto consejo:

Haz participe a tus hijos del proceso de cambio que van a experimentar . También incluso de vuestros miedos e ilusiones. No pasa nada por mostrarnos tristes a la hora de tenernos que despedir de nuestros seres queridos ni de estar contentos por todo lo bueno que podemos encontrarnos.

 

Que ellos ayuden a hacer las maletas, que hagas una fiesta de despedida, que vean fotos del lugar donde van a vivir (si pueden viajar en ese viaje de prospección mejor que mejor), del colegio elegido, apuntarles a clases del idioma que se hable en el país,  son pequeños consejos que estoy segura que ayudaran a que la adaptación sea más sencilla para todos

Me encantaría saber si aplicaste alguno de estos consejos en el proceso de expatriación. ¿Hablaste de todos los detalles con tu pareja? ¿Incluiste a tus hijos en el proceso?

Etiqueta suscripción

compartir en:

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *