Carta de un niño expatriado a su madre

CARTA DE UN NIÑO EXPATRIADO A SU MADRE

Querida madre,

Para empezar te diría que a mí me está costando bastante el cambio. Las despedidas han sido muy tristes pero lo he entendido, vinimos a estar mejor y conocer nuevas cosas. Papá tiene un trabajo que le gusta y yo me haré nuevos amigos y aprenderé otro idioma, aunque me resulte difícil.

Entiendo que estar viviendo lejos de tu trabajo y tus amigas no siempre te hace muy feliz y se nota a veces en tu carácter y en tu cara. Pero creo que tenemos la suerte de vernos más y de compartir más tiempo juntos. Me gusta verte a la salida de la escuela y no solamente por las noches en casa, como antes.

Creo que es muy divertido escucharte hablar en otro idoma, nunca lo habías hecho delante mío y creo que lo estás haciendo bien, sobre todo con tantas cosas nuevas que debes hacer que antes no hacías. Yo tampoco sabía como se decía detergente o escobilla en otro idioma, porque no son importantes para mi vida, pero ahora al menos puedo ayudarte y aprendemos muchas cosas juntos.

Se que te preocupas por mí, porque me ves cansado y a veces de mal humor, pero creo que con el tiempo estaré mejor. No es fácil hacerse amigos cuando no hablas el mismo idioma ni conoces los juegos y por eso aún me cuesta jugar con los demás, aunque he descubierto que el deporte es un idioma universal y me ayuda a integrarme.

Por suerte has elegido una buena escuela, donde me están ayudando y son gentiles conmigo. Se que has pasado mucho tiempo con eso y que has visitado varias antes de elegir cuál era la mejor para mí. Siempre te esfuerzas mucho por encontrar lo mejor y yo me siento especial por ello.

Me gusta nuestra nueva casa aunque extraño donde vivíamos antes. El barrio es bonito y el nuevo auto también. Los paseos que hemos hecho son divertidos, hacía mucho que no íbamos todos juntos a conocer un lugar nuevo y hacer un pic-nic, deberíamos hacerlo siempre.

Espero que la abuela venga de visita pronto. Me gusta como aprendió a usar el Skype y me divierto mostrándole cosas con el video. Le haré una lista con las cosas que quiero que me traiga.

Creo que lo estamos haciendo bien mami, aunque creo que tu no conseguirás tener un muy buen acento en este idioma 😉

Un beso.
Tu hijo

¿Has alentado lo suficiente a tus hijos en la expatriación? ¿Cómo le responderías a este hijo?

Erica

Etiqueta suscripción

compartir en:

Artículos Relacionados:

Comments

  1. anna

    Me he emocionado. Mi hijo aún es muy pequeño xo cuando me pregunta x sus amigos de la guarde del año pasado se me encoje el alma.
    Ser mamá expatriada es un cambio bonito xo heavy y para los más pequeños igual.
    Tenemos que darnos mucho amor entre la familia.

  2. Erica

    Es lógico sentir cuanto pesa la decisión de vivir lejos cuando los niños preguntan. Con palabras que puedan comprender y mucha paciencia lo podremos explicar. Es la parte mas difícil de la expatriación.

    Saludos

    • Gracias! Nuestros hijos tienen tantas formas diferentes para comunicarnos lo que piensan y sienten desde pequeños que a veces un gesto, una actitud y una mirada dicen mucho.

      saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.