5 cosas que me hubiera gustado saber antes de ser expatriada

5 cosas que me hubiera gustado saber antes de ser expatriada

Esta claro que nadie nace aprendido y que la expatriación exige de mucho tiempo y de adaptaciones. Como decíamos  en adaptandose, la clave de la expatriada, la adaptación no es una meta sino un proceso y desgraciadamente no hay llaves maestras pero en lo que si podemos ayudaros es poniendo a vuestra disposición nuestra experiencia profesional y personal en este mundo de la expatriación y contarte las 5 cosas que me hubiera gustado saber antes de ser expatriada.

Aquí van:

1. Llorarás muchas veces, sobre todo en la primera etapa: llorarás haciendo maletas, llorarás en las cenas y despedidas que hagas con familiares y amigos. Llorarás en el aeropuerto, llorarás en tu nueva casa cuando deshagas maletas o cuando veas que tus hijos lloran cuando te despides de ellos en su nuevo cole o cuando llegáis al parque y están solos sin amigos. Llorarás y no pasará nada, no cambiará nada pero después de cada llanto estarás más cerca de ir asumiendo tu nueva realidad. Llorarás y si todavía no te has expatriado, te acordarás de nosotras y seguro que no te sentirás tan mal porque no pasa nada, es algo normal. Lo anormal sería que no lo hicieras.

2. Te sentirás sola y no es un tema de percepciones, es que lo estás. Estas tu sola con tu familia. Pero ellos se irán al cole/guarderías o a sus trabajos correspondientes y a ti te tocará recomponer tu vida personal, llenarla de motivaciones, rutinas nuevas y también retos y proyectos. Tienes la posibilidad de empezar a escribir un nuevo capítulo en tu vida y de ti depende, solo de ti,  cómo ir llenando cada hoja.

3. Sufrirás por tus hijos, cuando los veas sin amigos, sin entender y sin poder relacionarse. Todos te dirán que es lo normal, que todo pasa y esos mensajes que todas conocemos (y que nosotras también decimos en nuestras sesiones 😉 y aunque es totalmente cierto, los hijos duelen, lo que más duele en el mundo y verlos sufrir no es nada agradable ni algo en lo que puedan prepararte. Simplemente es algo por lo que hay que pasar. 

4. El Skype será parte de tu rutina diaria. Abuelos, tíos, primos, amigos, todos querrán tener su lugar. Al principio puede agobiarte un poco, más cuando tienes niños pequeños a los que estar atentos a una pantalla más de 2 minutos seguidos no les atrae nada de nada, pero en unos meses podrás establecer horarios, días de conexión con cada familiar y será mucho más natural para toda la familia.

5. Tu familia se hará más fuerte. Me gusta mucho la frase de una de nuestras mamás expatriadas, “te reencontraras como familia” y es que, no es que antes no lo fuerais, es que ahora lo series en un contexto nuevo y hacerlo lejos de cualquier ayuda de confianza hace que nos unamos más, si cabe,  y nos redescubramos en cada nueva situación.

Avanzar situaciones, estar preparados para un mundo desconocido en lo práctico y lo emocional, ayuda a que la adaptación no sea un salto al vacío, en todo esto y mucho más es en lo que te puede ayudar Mamás por el Mundo.

Y a tí ¿qué te hubiera gustado saber cuando iniciaste tu expatriación?

FOOTEREBOOK

compartir en:

Artículos Relacionados:

Comments

  1. Yo, que no soy una expatriada “real” (es decir, no seguí a ningún marido, ni ningún trabajo me expatrió sino que vine, me gustó, me quedé y luego de mucho tiempo me enamoré 🙂 también estoy de acuerdo con estos puntos. Y como Mamá en Bulgaria, también me ahorro el punto 3. El punto 5 es muy importante y a la vez muy bonito, todo el mundo tendría que marcharse por lo menos una vez, para sentir la importancia de la familia y lo mucho que puede unir el vivir lejos !

    ¡Feliz día!

    • Estoy contigo Margarida! estar solos tan lejos de cualquier ayuda y en un ambiente desconocido une muchísimo y te descubre cosas de tu pareja e hijos que quizás nunca hubieras podido averiguar. Un beso grande!

  2. Cuanta razón!!! Cuantos lloros hemos pasado… sobre todo yo, claro… mi niño es pequeño y, el primer año no fue al jardin… pero lloraba sola con él… miraba las paredes de la casa y lloraba… le miraba a él y lloraba… hablaba con mi madre y lloraba… un sin vivir jeje…
    poco a poco vas dejando de llorar y socializas, encuentras a alguien que vive tu misma situación.. y tomas un cafe y otro… y otro… y vas al parque…y haces tu vida en otro lugar.
    es verdad que une a la familia pero alrededor del ordenador para verte por skipe!!! Acercaros mas que no os vemos a todos!!!!
    Es una experiencia unica y dificil, muy dificil.
    animo a las que llevais poco.

    Gloria ♡

    • Hola Gloria! lo de llorar es un factor común en todas…a mi me pasaba lo mismo con Daniel, mi bebé de 3 meses ;). Pero lo que de verdad mejora las cosas, es sin duda, la conexión verdad? Mil gracias por pasarte por aquí. Un beso!

  3. Laura

    Lloras al llegar a tu nuevo destino….y vuelta a llorar al despedirte de él! 😉 Volvemos a casa, a nuestra casita pero me da mucha pena dejar todo esto atrás porque también ha sido mi hogar.

    Como a todos los miembros de la familia les pasa lo mismo (puntos del 1 al 4) apoyarse los unos en los otros es fundamental. Hemos sido 100% nosotros. Viva el punto 5! Es cierto, todo el mundo debería hacerlo al menos una vez.

    Besos a todas

    • Cuanta razon tienes, lloras al irte y al regresar y la verdad es que ese llanto es buena señal, porque has vivido una buena experiencia y han crecido como familia y sembrado nuevos vinculos, eso emociona y entristece al mismo tiempo.

      Gracias por compartir tu experiencia y buena suerte!!

  4. Dahiu

    De acuerdo con estas “advertencias”. También soy expatriada, aún sin hijos y a veces dudo si podré lograr sostener una dinámica como la que mencionas en el texto. Si ya hoy se hace díficil, y cada día es un desafío (y estoy en uno de los mejores destinos que podría tocar y ya en mi cuarto año), pensar en hijos me da mucho temor…

    Gracias por tu artículo!

    • Es muy comprensible que tengas dudas y miedos Dahiana, porque es una nueva etapa que trae miles de sorpresas y si vives lejos aun mas. La idea no es “asustar” sino pensar en como podemos anticipar algunas cosas para estar major preparadas.

      Un abrazo

  5. Alex

    Respondiendo a la consigna del final “¿qué te hubiera gustado saber cuando iniciaste tu expatriación?”…

    Me hubiera gustado saber cómo sobrellevar la culpa. La culpa que se siente/que te hacen sentir por haberte ido.
    El peso y la carga negativa de la culpa logran minar en gran parte el proceso de expatriación, saboteando las posibilidades -a veces, y especialmente al comienzo, esquivas cuando no escasas- de disfrutar la situación elegida y ser feliz durante la adaptación a la nueva vida.
    Creo que sería un tema interesante para tratar en este ámbito -difícil, tal vez; pero tranquilizador, seguro- el asunto de la culpa por la expatriación voluntaria o inducida.
    Si ya lo han tratado y no he dado con el post todavía, amablemente les solicito que me lo refieran ya que, como habrán descubierto, me atrae sobremanera.
    Les agradezco los contenidos y la info que vuelcan a estas páginas, es sumamente alentador leer las notas y descubrir con un suspiro de alivio que una no es un bicho raro : )
    Saludos!

      • Alex

        Gracias, Erica!

        Por tu pronta respuesta, por el email que tan gentilmente me has enviado y por facilitarme el post que, por cierto, he apreciado muy especialmente.
        Una vez más, recibe mi reconocimiento y gratitud por el esfuerzo que Ustedes hacen al exponer y reflejar tan claramente las distintas situaciones por las que atravesamos los que alguna vez dejamos nuestra tierra para reiniciar una nueva vida, lejos en distancia pero cerca en sentimientos.

        All the best, Merry Christmas & Happy New Year!

  6. Noelia

    Hola a todas, yo me encuentro en el momento de llorar por que estoy preparando una expatriacion, dejar a la familia, preparar a tus hijos, prepararte tu… es una mezcla de sentimientos y emociones. Estos 5 puntos seguro que me ayudan mucho y a verlo todo desde otra perspectiva. Muchas gracias

    • Mucha fuerza Noelia! Es una etapa difícil la partida y es importante que puedas irte lo mas a gusto posible, despidiéndote de tus seres queridos como lo deseas. Muchas hermosas vivencias te esperan!

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.