RUTINAS DE EXPATRIADA

Este café nos gusta compartirlo cada sábado con alguna de vosotras. El de hoy nos lo tomamos en Miami.

¿Café para dos?

Sí me estuviera tomando un café en Miami contigo hoy, te hablaría de las rutinas familiares que hemos adquirido desde que estamos expatriados. Tonterías que hacen que nos sintamos más unidos y que marcan la diferencia entre estar en Madrid o en Miami.

Por ejemplo, nuestro bocata de calamares de los jueves. Lo hemos instaurado como rutina. Llega el jueves y todos lo esperamos con especial alegría. Incluso Daniel, que aparece por la cocina buscando su trozo de calamar.

Seguramente en Madrid no sería especial porque allí encontrar calamares es de lo más normal pero aquí, lo cierto, es que tardamos en encontrarlos y en dar con la clave para que estén bien rebozados pero oye! Eso hace que el bocata de los jueves nos sepa mucho mejor.

Los viernes nos hemos aficionado a comer empanadas argentinas, que aquí en Miami hay un sitio donde las hacen riquísimas. Es otra rutina que difícilmente tendríamos en Madrid, porque en nuestro barrio no hay ningún restaurante argentino.

Los fines de semana ya se han convertido en casi sagrada nuestra paella en Crandon Park, un Parque Natural que está preparado para Barbacoas pero nuestro grupo de amigos nos hemos comprado un artilugio con una paellera bien hermosa y los sábados o los domingos no nos falta nuestra paella, nuestra fideua o el arroz negro. Os confieso que yo no era muy de paellas pero tomarla a tantos kilometros de distancia hace que me sepan mucho mejor 😉

Sí me estuviera tomando un café contigo en Miami, te diria que estas pequeñas rutinas familiares me ayudan a ser mucho más feliz. 

Y tú, ¿me cuentas alguna de tus rutinas de expatriada?

¡Buen fin de semana!

Laura.

Etiqueta suscripción