Primer mes en MiamiEn nuestro primer  mes en Miami podría haber dicho:

1. Miami es más latina que americana: en todos los sitios puedes hablar español porque incluso los nacidos aquí saben hablar perfectamente español e inglés. Esto sin duda facilita mucho la adaptación. El lado negativo es que la burocracia y cualquier trámite se hace eterno y muy tedioso. No conozco todavía a ninguna familia que no haya tenido algún problema a la hora de obtener su número de seguridad social. Y como seguro que sabéis, de esto depende que puedas obtener una cuenta bancaria, la tarjeta sanitaria y casi todo en este y la mayor parte de los países.

2. Miami no es tan superficial como me la imaginaba: solo llevo un mes y quizás me tenga que tragar mis palabras, pero al menos en la zona donde yo vivo, la vida no gira alrededor de shopping, gira alrededor del punto 3.

3. Todo el mundo hace deporte: no importa que tengas bebés, que acabes de parir o que no tengas a quien dejarlo, aquí se corre incluso con el carrito. Así que yo he hecho lo propio, me he comprado todo lo necesario para empezar a ser una mamá runner y salgo dos veces por semana con Daniel a correr.

4. Es difícil encontrar a niños pequeños en la calle a partir de las 7 p.m. , por no hablar de salir a cenar a restaurantes. La primera semana lo intentamos alguna vez, pero al ver que éramos los únicos que paseaban por Coconut Grove con un carrito a las 9 de la noche, hemos concluido que no es muy habitual.

5. Miami es una ciudad extremadamente cara incluso para expatriados. La cesta de la compra, los alquileres y el ocio es carísimo. Yo me he hecho adicta a Groupon, que aquí funciona de maravilla y sobre todo para planes con niños.

Lo cierto es que este mes ha pasado rapidísimo y que todo ha girado en torno a los peques, algo que sin duda ayuda a no pensar demasiado en las cosas que echas de menos. Centrarte mucho en mostrarles lo que han ganado con el cambio, hace que nosotros mismos estemos cada día mas seguros de que este cambio es una oportunidad para todos.

El balance de un primer mes viviendo en Miami, sin duda es muy positivo.

Laura

Si estás planificando tu expatriación y necesitas ayuda no dudes en pedir información acerca de nuestros servicios a hola@mamasporelmundo.com