Fiestas infantiles

FIESTAS INFANTILES

Cuando llega la hora de organizar fiestas infantiles nuestros pensamientos se dirigen en varias direcciones. Desde lo que tu hijo desea, las costumbres del lugar y tu realidad. Organizar fiestas infantiles es un reto y sientes que tu reputación entra en juego. Alto al pánico, sigue estos consejos y a disfrutar.

Mi hijo menor cumple años. Hoy vivo en Nueva York, lo que significa que propuestas para fiestas infantiles hay más de las que puedo considerar. Hay muros de escalada, teatro, talleres de robótica, un pic nic en el parque, estadios de baseball y hasta una visita guiada en un museo de arte. Pero las fiestas infantiles tienen mil matices, veamos por donde empiezo:

 

  • ¿Qué quiere el homenajeado/a?
  • ¿Cuantos amigos invitamos?
  • ¿Qué dia y a qué hora?
  • ¿Qué sirvo de comida?
  • ¿Les doy regalos de fin de fiesta?
  • ¿Cómo envío las invitaciones?…

 

Como bien sabrás hay tantas variables a considerar que el tema se te escapa de las manos. Pero empecemos por preguntar o indagar los deseos de nuestros hijos. Sabemos que muchas veces no tenemos la posibilidad de organizar la fiesta que ellos desean pero al menos podemos orientarnos y cumplir con algunos de sus anhelos.

En mi caso, en este momento solo se invitan entre niños o entre niñas, lo cual me reduce la cantidad de invitados y las opciones. Muchos niños han invitado apenas a algunos pocos a una pijamada/dormida/slumber party.

 

Pero te cuento que cuando vivía en Paris y organicé una fiesta en mi departamento, con piñata incluida, invitando a todo el grupo del jardín, las demás madres no dejaban de repetir “tu es courageuse” ( me consideraban un valiente)

En Canadá se me empezó a complicar la parte de los alimentos porque muchos niños tenían diferentes alergias y la escuela tenía unas reglas muy estrictas al respecto, entonces aprendí a organizar las fiestas infantiles con menúes muy variados y originales.

Por estos pagos, lo que más me ha sorprendido es la poca comida que sirven. O al menos no por la cantidad pero la variedad: pizza y pastel, listo!

 

Las invitaciones se envían mas por email que por correo regular en este momento. El tiempo de anticipación con el que debes enviarlas varía de un mes a unos días, y te imaginas que los más “espontáneos” son los países latinos.

 

El tema de los regalos es un capítulo diferente. Que si se dan regalos, que si no. Que si se organiza en grupo, que si ponen una lista en un negocio. Si el/la cumpleañero/a los abre al final de la fiesta frente a todos, que si se abren cuando los invitados se han ido. Pero también en algunos lugares se abren al prinicipio, cuando llegan los invitados. ¿Y te ha pasado de recibir tarjetas de “gracias por el regalo”? Aqui en Nueva York s muy común y me parece un bonito gesto el agradecmiento lo que implica que la fiesta no termina hasta que no las envias.

Marca tu estilo, tus tradiciones acoplándote a las del lugar, para que todos puedan integrarse y participar.

No se cuál es tu experiencia, pero yo siempre he festejado los cumples de mis hijos,  creo que son recuerdos imborrables y a pesar de estresarnos por unas pocas horas de festejo, no lo dejaría de hacer por nada del mundo. No creo que tenga que ver con lo grande que sea la fiesta ni lo muy original que quieras ser, ni toda la organización alrededor de ello, sino con el deseo de hacerlo y agasajar.

Creo que también es una buena manera de integrarse, de socializar y aunque estes recién llegada a una ciudad, sin duda haría un festejo. Me ha sucedido al mudarme de París a Montreal, hemos llegado para el cumple de uno de mis hijos. Pues esperamos un poco a acomodarnos y, aunque con retraso, no dejamos de festejar con los nuevos amigos.

El tema de nuestros primeros festejos, los de los adultos viviendo en el extranjero, lo hemos abordado en este post.

Con la familia a la distancia los festejos íntimos son diferentes. Tienes nuevos amigos, nuevas costumbres y no por ello debes pasar por alto las fiestas infantiles. Los saludos, mensajes y videos por Skype, Whatsapp y Facetime se llevan una buena parte del día.

 

Comparte con otras Mamás por el Mundo cual es tu experiencia en ello dejando un comentario, todas nos beneficiamos del intecambio.

 

Saludos

Erica

compartir en:

Artículos Relacionados:

Comentarios

  1. Muy buen tema, justo hace unos días fui con mi hijo a una fiesta y al final me dijo mamá no nos podemos ir, aun falta que habran los regalos. Le dije hijo aqui eso no se acostumbra. La verdad es que cada país es una fiesta muy distinta, que si con piñata o sin piñata, con comida o sin comida. Me parece muy interesante que nuestros hijos aprendan la diversidad en las culturas y costumbres.
    Saludos

  2. Francela

    Hola Erica tenés mucha razón, vivimos en New York desde hace dos años. Por lo que ya llevamos organizando 4 fiestas de cumpleaños y lo que más me ha llamado la atención es la alimentación, típico pizza, pastel, frutas, snacks nutritivos y botellitas de agua para los peques; en mi país Costa Rica nunca hice o asistimos a una fiesta infantil con agua y en muy pocas te dan snacks nutritivos, se centran en dulces y más dulces; cosa que ciertamente prefiero de las de acá. También en mi país se contratan inflables, animadores pero aquí hemos asistido a tantas fiestas en las que es únicamente correr, brincar y jugar con los jueces que tenga El Niño en su apartamento…más sencillas e infantiles creo.

  3. Hola Erica! Me encantó el tema! A mi me pasaba igual cuando los chicos eran pequeños. Siempre celebramos los cumple, pues por aquello de no tener familia cerca se me hacía menos triste y había que festejar! Siempre acostumbré a mis niños a escribir tarjetas dando las gracias por haber venido y por el regalo a todos los que asistieron. Hasta el dia de hoy, ellos por su cuenta agradecen con una tarjeta si los han invitado algún lugar especial o han tenido un gesto importante para con ellos, especialmente, ahora que trabajan y conocen gente que les ha causado impresión y ha mostrado interés y amabilidad. Creo que todo empezó con esas tarjetitas de Gracias por su cumpleaños. En casa no crecimos abriendo regalos durante la fiesta y no lo hice con mis hijos. No sé pero no me parecía justo para con los otros niños. Sin juzgar. Creo que es algo personal. Me encantaba que mis hijos aprendieran las diferentes culturas y cómo ellos celebraban y teniamos conversaciones al respecto. Abrazos, Mari

    • Lo de abrir los regalos frente a todos lo he vivido en Francia también y no me sentía cómoda con ello, con lo cual también he huído de esa costumbre. Lo de las tarjetas de agrdecimiento creo que son un buen recurso, y como bien dices, una herramienta para el futuro.
      Un abrazo!

  4. Hola!
    Pues parecido, ya sabes cómo es en Argentina, pelotero y muchos chicos; acá en Croacia se suele inviatr a un grupo pequeńo de amigos, yo prefiero invitar a toda la clase. Pero mi favorito fué uno que hicimos en Buenos Aires con un grupo que tenía un número de Teatro Negro. después de eso, de las caras de los nenes y los mayores absolutamente fascinados, creo que quedaron asombrados.
    Una amiga me contó que un compańerito del Liceo Francés les organizó la fiesta en el Oceanario de San Clemente, avión charter incluído. y la pobre me miraba y me preguntaba:
    -Qué le regalo a un nińo así???

    • Ay Gemma lo del charter a San Clemente no me lo creo… y efectivamente ¿qué se regala? Lo que cuentas del Teatro Negro lo conozco e imagino la fascinación. Lo mejor es poder sorprender a grandes y chicos
      Un abrazo

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Los campos marcandos con * son obligatorios

Puedes utilizar etiquetas y atributos de HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>