Coaching para madres expatriadas

coaching para expatriadas

El primer mes de expatriación es sin duda el más duro, y más cuando nos desplazamos con niños pequeños. Todo son cambios, te toca adaptarte a nuevas rutinas, nuevos horarios, nuevo idioma, nueva cultura, nuevos amigos y un sin fin de etcéteras. Por eso os queremos contar acerca de nuestros Servicios para madres expatriadas y estrategias para superar el primer mes de la expatriación.

Para esto, me he basado en mi experiencia profesional y en la mía propia, que llevo ya 20 años y 3 países.

¿Empezamos con algunas ideas? Aquí van:

1. Desde el primer día llévate a los niños a un parque, indoor, outdoor, no importa, lo que importa es que tengas tu primer contacto con personas en tu misma situación e interactúes con ellas. Esto te ayudará a no sentirte sola, y sin duda tendrás mucho camino andado.

2. Apúntate a clases de gimnasia, yoga, idiomas o algún curso que te interese (no on-line por favor), y si tienes niños pequeños que todavía no puedes llevar a guardería (como es mi caso en Miami) busca actividades que incluyan a bebés como gimnasia de bebés y madres, storytelling para bebés. Esto te hará salir de casa y trabajar el “no sentirte sola”.

3. Busca madres que hablen español, quizás no todas estéis de acuerdo por eso de que la expatriación debe ser también una inmersión cultural, pero lo cierto es que estar al lado de personas que comparten algo tan importante como tu país de origen o al menos el idioma, ayuda mucho en la primera etapa de la expatriación. Por ejemplo, nosotros nos juntamos el sábado con varias familias españolas para ver el Real Madrid-Barcelona y lo pasamos fenomenal 😉

4. Si sigues los tres primeros puntos, seguro que tendrás ya superado este cuarto: busca SIEMPRE, SIEMPRE, el lado positivo a la experiencia que estás viviendo y deja de lado los pensamientos negativos, como estar lejos de tu familia, los amigos y los miedos a lo desconocido. Son barreras que no nos ayudarán a vivir la expatriación plenamente y que sin duda, pueden llevarnos a vivir con angustia y transmitírsela a nuestros hijos.

5. Y si aún así no estás feliz, menos sola o tus ganas de volverte a casa aumentan  cada día, no te preocupes que Mamás por el Mundo te va a ayudar a superar ese momento transitorio y vivir la experiencia como tú y tu familia os merecéis.

Para más información consulta nuestros por nuestros servicios.

 

 Etiqueta suscripción

compartir en:

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *