Café en Miami: ¿nos exigimos mucho?

CAFE EN MIAMI

Este café me gustaría compartirlo cada sábado con alguna de vosotras. El de hoy nos lo tomamos en Miami.

¿Café para dos?

Si me estuviera tomando un café contigo en Miami te hablaría de la conversación que tuve con algunas madres expatriadas recién llegadas a Miami hace unos días. Comentábamos que a nosotras, las madres expatriadas de ahora, nos cuesta disfrutar de las cosas. Que nos exigimos mucho a nosotras mismas, queremos pasar tiempo con nuestros hijos, conseguir un trabajo, ser buenas parejas, buenas amigas, en definitiva, ser buenas en todo y que ese nivel de exigencia no nos dejaba disfrutar de todo lo bueno que esta nueva vida puede ofrecernos.

Cabe resaltar que la conversación la manteníamos en la playa viendo como nuestros retoños se lo pasaban pipa en la arena y con un tiempazo buenísimo. Pero nosotras seguíamos a lo nuestro, analizando lo duro que nos resulta recomponer nuestras vidas y empezar de cero

A nosotras mismas nos entraba la risa cuando mirábamos a nuestro alrededor ¿cómo podíamos pensar en quejarnos? ¿qué mas podemos pedir?

Si me estuviera tomando un café contigo en Miami te diría que realmente se que no podemos quejarnos pero que las madres expatriadas si necesitamos algo más que una buena playa o una buena clase de yoga mañanera (que también 🙂 ) y es que todas, necesitamos buscar nuestro nuevo proyecto de vida. Y que sin encontrarlo, cuesta sentarse a disfrutar sin más. 

Si me estuviera tomando un café contigo en Miami te preguntaría ¿tú también piensas que nos exigimos mucho? ¿deberíamos empezar a disfrutar más?

Laura.

Etiqueta suscripción

compartir en:

Artículos Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.